10 puntos a favor de la leche materna

Bebe siendo alimentado con leche materna

 

La leche humana es un alimento natural, completo y que se adapta totalmente a las necesidades del bebé según cada etapa de su vida, modificando su formula día a día a medida que el bebé crece y aumentan o cambian sus necesidades.

Aquí os dejamos 10 motivos por los que amamantar a tu bebé os aportará, a ambos, beneficios muy positivos:


    1. La leche materna, está compuesta por células vivas, brota del cuerpo a la temperatura justa para el bebé, en caso de que necesites guardarla, al momento de usarla no debes calentarla en fuego directo o microondas ya que pierde todas sus propiedades, destruyendo los anticuerpos que ayudan a constituir el sistema inmunológico del bebé.  Es conveniente calentarla a baño maría.
    2. La leche materna es de muy fácil digestión y asimilación para el bebé, además favorece el desarrollo de la flora bacteriana que protege el intestino, evitando en un 50% las diarreas, no así las leches de fórmula.Alimentos para producir más leche materna

    3. Dentro de las células vivas que posee la leche materna, están las inmunoglobinas, que tienen la función de proteger al bebé de infecciones, lo que a futuro los hará responder mejor a enfermedades y vacunas.
    4. Con leche materna el bebé nunca estará sobrealimentado ya que él mismo maneja de forma natural sus necesidades de alimento.
    5. Los niños alimentados con pecho materno tienen menos posibilidades de sufrir alergias.
    6. Al ser alimentados con leche materna, se ha comprobado que los bebés tienen menos posibilidades de sufrir muerte súbita.
    7. Las deposiciones (caquitas) de los bebés alimentados con leche humana son inoloras, y más fáciles de limpiar. No provocan estreñimiento.
    8. Al dar pecho, la mamá recupera de forma rápida su figura, cuando el bebé succiona provoca contracciones uterinas que ayudan a una rápida recuperación de las medidas del útero.
    9. Las mamás que amamantan tienen menos probabilidades de sufrir cáncer de mamas y útero.
    10. Por ultimo y uno de los puntos más importantes, es que el amamantamiento favorece el apego entre madre e hijo, creando un vínculo afectivo muy fuerte e importante para la relación entre ambos a futuro.

 

Dar de mamar favorece el apego madre-hijo