35 consejos para quedar embarazada después de los 35 años

Pareja en la cama

Siempre es mejor para concebir a una edad más joven ya que tu reloj biológico comienza una desaceleración a partir de los 30 años de edad.  Si has sobrepasado los 35,  la concepción puede convertirse en un desafío, sin embargo, un estilo de vida saludable y una planificación adecuada puede ayudarte a quedar embarazada y experimentar las alegrías de la maternidad.



Un gran desafío: ser padres.

Aquí hay algunos consejos para ayudarte a concebir aunque hayas sobrepasado los TREINTA.

  1. Obtener el asesoramiento antes del embarazo: recuerda que a medida que envejecemos baja la calidad de los óvulos y también de os espermatozoides de tu pareja, lo que podría retrasar la concepción.  Conocer su estado de salud, especialmente la salud de tus ovarios, los niveles hormonales, el funcionamiento de los diversos órganos es muy importante antes de empezar la planificación, con lo que dejarse asesorar es una buena decisión.
  2. Deja de fumar: los estudios han demostrado que fumar afecta la fertilidad de una mujer de manera adversa.  La nicotina y otras toxinas que se inhala daña los ovarios, las trompas de Falopio y el útero que pueden hacer difícil la concepción y de manera constante declinar la propia calidad del óvulo.
  3. Deja el alcohol: cómo el alcohol afecta la fertilidad no se conoce por completo pero los estudios han demostrado una relación directa entre el consumo y la disminución de la fecundidad entre las mujeres. Es por ello que se recomienda a las mujeres embarazadas a no fumar y beber.
  4. Limita el consumo de cafeína: la cafeína es una mala compañera durante la concepción, ya que retrasa el proceso. Además, el consumo de cafeína regular durante el embarazo aumenta las probabilidades de aborto involuntario. Con el final del embarazo las probabilidades de aborto espontáneo aumenta exponencialmente. Así que es mejor dejar de tomar café.
  5. Controla tu peso: tener sobrepeso o bajo peso puede afectar negativamente a tu embarazo. Tener obesidad y llevar un estilo de vida poco saludable  podría influir en los cambios hormonales y afectar la ovulación. Por otra parte, el bajo porcentaje de grasa corporal en las mujeres que tienen bajo peso también puede sufrir de anovulación (disminución o cesación en la producción de óvulos).  Esto es porque el cuerpo necesita por lo menos 22 por ciento de grasa corporal para ovular a tiempo.  Así que un control del peso es importante para que no afecte a tu futuro embarazo.Pareja abrazándose desnudos
  6. Come sano: comer sano es una forma natural de aumentar la fertilidad y aumentar sus posibilidades de concepción. Aparte de comer frutas frescas, verduras y granos integrales, incluir proteínas y otras vitaminas esenciales que pueden regular la producción de las hormonas naturales. Come alimentos ricos en ácidos grasos omega 3, vitamina B6, C, E y beta caroteno. Échale un vistazo a nuestra categoría: ALIMENTACIÓN, en la que encontrarás más artículos con respecto a qué comer para ayudar antes y durante tu embarazo.
  7. Tener más sexo: con la edad tu libido puede pasar a segundo plano, agregar a ella la tensión normal de su vida y el sexo puede llegar a ser poco frecuentes. Sin embargo, si estás planeando tener un bebé, sexo infrecuente no va a ayudar. Así que hay que procurar mantener relaciones sexuales tan a menudo como sea posible.
  8. Seguimiento de tus días fértiles: es imprescindible tener relaciones sexuales en los días fértiles. Debes saber que eres más fértil entre el octavo día de tu ciclo menstrual hasta el día 19 del mismo ciclo, en el que el primer día de tu periodo es considerado como el primer día de tu ciclo. Tener relaciones sexuales durante su período fértil aumenta sus posibilidades de concepción.
  9. Revise tu moco cervical: el moco cervical se vuelve claro y resbaladizo cinco días antes de la ovulación. Éste es un buen indicador para tener relaciones sexuales, como el moco ayudarán al viaje del esperma al óvulo sin problemas.
  10. Utiliza un kit de ovulación: para saber con precisión cuándo estás ovulando existen kits de uso de ovulación que funcionan de la misma manera como un kit de embarazo para casa. Esto te ayudará a saber cuándo es más probable concebir.
  11. Lleva un registro de la temperatura corporal basal: debido a los diferentes cambios hormonales la temperatura corporal basal aumenta justo después de la ovulación.  Si puedes mantener un seguimiento, que te ayudará a planificar mejor tu embarazo.
  12. Pruebe diferentes posiciones sexuales: esto puede ayudarle a conseguir creativo y levantar el ánimo más aún cuando se sabe que algunas posiciones son mejores para la concepción. Ahora toca descubrir cuáles.
  13. Someterse a pruebas requeridas: para determinar fertilidad y calidad de los óvulos, tu médico podría aconsejarte la realización de ciertas pruebas. Estas pruebas podrían incluir un perfil hormonal completo, la comprobación de anomalías cromosómicas que podrían obstaculizar la concepción y otros problemas fisiológicos inminentes.
  14. Controla tus niveles de estrés: el estrés no influye en la concepción directa pero existen diversas irregularidades que se producen debido al estrés como el sueño interrumpido, una alimentación poco saludable, aumento de peso, etc. y que  afectan el sistema endocrino y, por tanto, alteran la producción y las detenciones de la hormona de la ovulación.
  15. Haz ejercicio regularmente: si no tienes el hábito de hacer ejercicio, comienza con la toma de un corto paseo diario si estás planeando tu embarazo.  Esto aumentará el consumo de oxígeno a diferentes partes del cuerpo, incluyendo el sistema reproductivo, aumentar la fertilidad y ayuda en la concepción.
  16. Toma vitaminas prenatales: comienza a tomar vitaminas prenatales durante tu etapa de planificación para evitar defectos de nacimiento en los bebés, como, una disfunción en el cerebro o la médula espinal.  Con la edad las probabilidades de tener un bebé con defectos de nacimiento aumenta con lo que la ingesta puntual de las vitaminas prenatales puede hacer frente a este problema de manera efectiva.
  17. Visita a tu médico con frecuencia: al tratar de concebir, a mantener sus citas médicas con cierta asiduidad. Esto te ayudará a resolver cualquier problema relacionado con la fertilidad, así como no quedarte con ninguna duda que pueda provocarte estrés.
  18. Optar por las pruebas de detección especiales: si te has estado tratando de quedar embarazada por un tiempo sin mucho éxito, habla con tu médico para realizar alguna prueba más en profundidad que permita verificar calidad de los huevos y los espermatozoides de tu pareja.
  19. Controla otros problemas de salud: en caso de que sufras de otros problemas de salud como la diabetes, la presión arterial o la más compleja SOP  hay tener especial cuidado para controlar estas condiciones para que la concepción no sea más difícil.  Para condiciones como síndrome de ovario poliquístico y la endometriosis, los medicamentos y otras terapias de ayuda podría ser necesaria para ayudar a concebir.
  20. Evita los riesgos ambientales: aparte de tu salud, el medio ambiente juega un papel muy importante en ayudar a concebir.  Mantente alejada de los productos químicos y la radiación, mientras intentas concebir.  Esto significa limitar el uso de aparatos y productos con alto contenido en sustancias químicas.
  21. Comprueba el estado de salud de su pareja: el retraso en la concepción puede deberse a problemas de salud o infertilidad en el hombre.  Es por ello que la salud del hombre también juega un papel importante en todo el proceso.  Así que hay que debes asegurarte de que tu pareja realiza también los chequeos de salud necesario y tiene la misma preocupación que tú en los temas que afectan a vuestra futura concepción.
  22. Opta por los alimentos orgánicos: mientras que comer sano es importante durante la concepción, asegúrate de que de que las verduras y frutas que consumas están desprovistos de los plaguicidas.  Los altos niveles de pesticidas en los alimentos puede ralentizar el proceso de concepción y llevar al traste todo el esfuerzo que tú y tu pareja estáis haciendo para concebir.Alimentos sanos para antes y después del embarazo
  23. Trata de obtener más vitaminas de forma natural: trata de adquirir las vitaminas necesarias de fuentes de alimentos naturales y compleméntalo con aportes vitamínicos. Estos ayudan en la regulación de la producción de hormonas de la ovulación. Especialmente, para las personas vegetarianas, es necesario obtener la vitamina B12, zinc y magnesio y ácido fólico a través de la dieta ya que su dieta natural carece en ácidos grasos ricos en animales que podrían ayudar a la fecundación.
  24. Come más pescado: los ácidos grasos esenciales presentes en el pescado ayuda a la fertilización y aumenta las posibilidades de concepción a pesar de su edad.
  25. Obtener verificado tu tiroides: el funcionamiento de la tiroides afecta la fertilidad de una manera importante.  Los bajos niveles de hormonas secretadas por la glándula puede afectar la fertilidad y afectan la ovulación.  Es idóneo obtener un perfil tiroideo hecho desde el principio de la planificación de vuestro posible embarazo.
  26. Evita tener el exceso de medicamentos de venta libre: suplementos de hierbas adoptadas para aumentar la libido puede afectar el número de espermatozoides de tu pareja y a la salud.
  27. Evita el azúcar y los alimentos procesados ​​alta nivel: el consumo excesivo de azúcar y alimentos procesados ​​son conocidos por interferir con la fertilidad.
  28. Evita deportes extremos: el esfuerzo físico extremo, como el entrenamiento con pesas u otros deportes extremos, también puede afectar a los ciclos hormonales y retardar el proceso de la ovulación.  En su lugar, mientras se lleva a cabo la planificación del embarazo es mejor hacer ejercicios aeróbicos más relajados que ayudarán a las funciones de impulso de órganos y la fertilidad.
  29. Ten cuidado de su higiene dental: aunque puede parecer algo sorprendente, tu higiene dental también puede influir en la concepción. Así que asegúrese de que estás tomando un buen cuidado de tus dientes.
  30. Únete a una clase prenatal: te vuelves más sabio con la edad, pero cuando se trata de la concepción y el embarazo, un poco de ayuda nunca va a venir mal.  Asistir a las clases que se han diseñado para parejas que están intentando concebir y aprender los trucos y consejos será un estímulo muy positivo para ti y tu pareja.
  31. Escribe tu plan de embarazo: no es mala idea llevar un control por escrito de tu planificación para la concepción en la que vayas tomando nota de todos los consejos y sus parámetros que hemos comentado en este post.
  32. Precaución con los auto-tratamientos contra el acné: el tratamiento del acné durante el embarazo con cremas especiales pueden causar defectos de nacimiento en el feto.  El uso de este tipo de productos durante la concepción también puede obstaculizar todo el proceso de fertilización.  Así que se mantente alejada de ellos.
  33. Da a conocer a tu médico los medicamentos que tomas: si tú o tu pareja estáis tomando medicamentos para el control de otras enfermedades relacionadas con el estilo de vida, informa a vuestro médico acerca de estos.  Muchos medicamentos alteran el funcionamiento hormonal en el cuerpo que podría hacer que la concepción imposible.
  34. No pierdas la esperanza: si estabas consumiendo píldoras anticonceptivas, que podría llevar algún tiempo para que el sistema se asiente en los ciclos hormonales normales.  No pierdas la esperanza aunque lleves largo tiempo intentándolo, ya que después de suspender el consumo de píldoras anticonceptivas que puede tomar hasta un año el que tu cuerpo esté acomodado para concebir.
  35. Sé positiva: un estado de ánimo negativo influye en la concepción y el embarazo en gran medida. Así que hay ser positiva y esperar lo mejor, mientras se intenta la concepción de un bebé.

Planificando quedarse embarazada




Artículos sobre maternidad relacionados

Add Comment