¿Cómo controlar la deshidratación de los niños?


Es común que los niños en sus primeros meses, e incluso años de vida, sufra de muchos problemas estomacales, mala digestión o infecciones, que provocan vomito o diarrea, las causas pueden ser muy diversas, por ejemplo, el vómito puede ser provocado por alergias a algunos alimentos, dolores de cabeza, reflujo, mareos, intoxicaciones o infecciones gástricas, al igual que sucede con la diarrea, las causas son muy similares debido a que el principal afectado es el estómago. Indiferentemente de la causas de estos problemas, lo más importante es evitar la deshidratación en los niños, el descanso también ayudara en gran medida a mitigar estos síntomas.

La mejor forma de mantener al niño hidratado, es darle liquido constantemente y en pocas cantidades cada 15 o 30 minutos aproximadamente, una dieta líquida que se compone de alimentos que se transforman en líquidos claros a temperatura ambiente, tales como el caldo, té, jugos de arándano, gelatinas, entre otros. Esto se hace, ya que existe un alto riesgo de deshidratación que es necesario controlar, además si el vómito es recurrente, puede aliviar el mal sabor de boca.


Es recomendable comenzar con líquidos ligeramente azucarados, cualquier suero de rehidratación oral, agua mineral con un poco de azúcar, pero no lo suficiente para que quede dulce, el azúcar en este punto ayuda a evitar la pérdida de apetito en los niños cuando ha vomitado constantemente. Los alimentos sólidos deben darse tan pronto como el niño tenga apetito, no es recomendable dejar pasar demasiado tiempo, ya que puede sufrir una descompensación por la falta de nutrientes, es vital empezar con alimentos ligeros, que contengan lo más mínimo en grasas, por ejemplo, el yogurt, frutas, pollo o pescado blando, papas cocidas, evitando en lo posible las frituras.

Como siempre lo más aconsejable es consultar con el pediatra, sobre todo cuando la deshidratación es elevada, se puede notar en labios secos, boca seca, y ausencia de orina en un rango de 6 a 8 horas, también es importante tener cuidado si el niño presenta fiebre, dolor de cabeza, desorientación, vomito o heces con sangre, en este caso el pediatra tomara las medidas necesarias así como recomendar la dieta para controlar la deshidratación.

deshidratacion-en-los-ninos-como-controlarla


Artículos sobre maternidad relacionados

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar