¿Cómo desarrollar los sentidos del bebé?

¿Cómo desarrollar los sentidos del bebé?

 

Los sentidos del bebé se desarrollan en el vientre de la madre durante su gestación, pero se encuentran limitados en su funcionamiento, ya que los estímulos recibidos son pocos, por ejemplo, durante el embarazo solo puede percibir contrastes de luz y oscuridad, oír las voces de sus padres hablándole, saborear y oler el líquido amniótico, pero cuando nace, recibe un sinfín de estímulos del nuevo mundo que lo rodea, aprender a procesar estos estímulos ayudará en el desarrollo emocional y físico de los primeros meses de crecimiento.

El bebé cuando nace empieza a recibir muchísimos estímulos nuevos.

 

En el caso de la vista, los bebés son capaces de ver desde que nacen, aunque de forma muy limitada, ya que su rango de visión esta entre los 20 y 30 cm, más allá de esta distancia solo percibirá los movimientos de forma borrosa; cabe destacar que este rango de visión es el mismo entre el rostro de los padres y el recién nacido cuando son alzados en los brazos, o cuando la madre está amamantando al bebé.  Juegos con marionetas o hablarle muy cerca de su rostro y retirarse lentamente ayudara a que aprenda a enfocar objetos a una distancia mayor, así como también fortalecerá los músculos de la vista.

Los bebés pueden ver nada más nacer aunque de forma limitada.

 


El oído es uno de los sentidos que más usa en el vientre, sin embargo, los sonidos fuertes y repentinos son desagradables, ya que no está acostumbrado, muchos estudios han demostrado que sonidos suaves, rítmicos y repetitivos son los que más agradan a bebé.

Los primeros días el sentido de la vista y el oído no están coordinados, es por ello que no gira la cabeza hacia el lugar donde le están hablando.

Sonidos suaves, con ritmo y repetidos son los que más gustan a los recién nacidos.

 

El sentido del olfato es uno de los más desarrollados, ya que es capaz de diferenciar el olor de la madre con el olor de otra persona, es importante que la madre no use perfumes o colonias mientras está con su bebé, ya que su olor natural lo tranquiliza haciéndolo sentir más seguro.

El bebé puede diferenciar el olor de su madre.

 

El tacto también es valioso, ya que el ser tocado, abrazado y mantenido en los brazos representan seguridad para él.   El colocarlo en el pecho de su madre y sentir su respiración, hace que se relaje profundamente, es por ello que esta es una de las mejores formas de dormir al recién nacido.


El apego es muy importante para reforzar la seguridad del bebé.

Artículos sobre maternidad relacionados

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar