Fisioterapia pélvica para mujeres embarazadas



Cada mes que pasa el vientre aumenta y sin duda es motivo de mucha felicidad en un embarazo. Como ya sabemos, los cambios en el embarazo son muchos, especialmente las hormonales, con el fin de estructurar el desarrollo del bebé, y eso siempre cambia la rutina de la mujer, sea para más o para menos. Entonces es dónde empieza a aparecer náuseas, dolores, calambres, entre otras situaciones bastante comunes durante el embarazo.

Para apoyar todos estos cambios en el organismo, es esencial que, se esté bajo la guía del obstetra, la gestante haga ejercicios físicos y una de las actividades más adecuadas y beneficiosas es la fisioterapia para mujeres embarazadas. Sabemos que este tipo de terapia, tiene como objetivo trabajar el cuerpo y ayudar a fortalecer los músculos durante el embarazo, en especial la fisioterapia pélvica para mujeres embarazadas.

Cómo funciona la fisioterapia pélvica

La fisioterapia pélvica previene y combate las alteraciones en el periné, ya sea en hombres o en mujeres. Pero para las mujeres embarazadas es extremadamente importante, ya que si esta región está correctamente trabajada, puede proporcionar una mayor comodidad durante el embarazo, un trabajo de parto menor.


La fisioterapia pélvica para embarazadas ayuda a prevenir el prolapso genital, o descenso del útero y la vagina, lo que se traduce en una barriga caída. Incluso es inquietante, porque durante el embarazo el útero aumenta veinte veces para soportar el peso del bebé dentro, y comprime todos los otros órganos. Después del nacimiento, este necesita recuperarse, y con los ejercicios de fisioterapia pélvica la recuperación también es más fácil y más rápida.

La fisioterapia pélvica previene la incontinencia urinaria causada por las condiciones comunes tales como toser, estornudar, reír, hacer ejercicio, entre otras condiciones. Previene y minimiza posibles secuelas del parto, la preparación para el retorno de una relación sexual sin dolor, previene y trata la incontinencia fecal, disfunción sexual, laxitud vaginal. Si está embarazada, hable con su ginecólogo obstetra y converse con el sí usted puede hacer la fisioterapia pélvica.

fisioterapia-pelvica-para-mujeres-embarazadas