La importancia de tomar ácido fólico durante el embarazo

La importancia de tomar ácido fólico durante el embarazo

 

Es muy recomendable que toda mujer embarazada tome minerales y vitaminas para suplir lo que necesita su organismo a lo largo del embarazo y el ácido fólico es uno de los elementos más importantes, ya que ayuda a prevenir diversas enfermedades o defectos del neonato en su nacimiento en la médula espinal y también en su cerebro.

Existen estudios que han demostrado que la vitamina B9 o folato, como también se le conoce, ayuda a reducir efectos como el labio leporino y afecciones cardíacas, además de ayudar en la reparación y funcionamiento del ADN, especialmente para el crecimiento celular de la placenta y refuerza el tejido ayudando a prevenir enfermedades como la preeclampsia.

Tomando vitaminas durante el embarazo


Ácido Fólico: dosis recomendada

Las organizaciones médicas en todo el mundo también recomiendan el consumo de ácido fólico en el embarazo, al menos 400 mcg (microgramos), a todas las mujeres que se encuentren en la edad de concebir y que planean quedarse embarazadas.  Para ello recomiendan empezar a consumirlo al menos 2 meses antes de empezar a intentar el embarazo.  Posteriormente se recomienda consumir entre 600 y 800 mcg de vitamina B9 durante toda la etapa de gestación.

El ácido fólico en el embarazo es más importante en mujeres obesas ya que éstas son las que tienen más probabilidades de tener bebes con problemas del tubo neural, aunque se desconoce la causa real, pero algunos médicos recomiendan tomar más de los 400 mcg al día.

Es muy recomendable que antes y durante el embarazo las mujeres tomen ácido fólico

También se ha comprobado que las mujeres con diabetes o que toman medicamentos fuertes para ciertas enfermedades son más propensas a tener un embarazo con problemas.  Es por ello que el ingerir ácido fólico durante el embarazo puede evitar buena parte de dichos problemas, siempre consultándolo con el médico, más si la mujer ha tendido un embarazo previo con problemas.

Será también de ayuda comer alimentos ricos en vitamina B9 como lentejas, espinacas, espárragos, la col, frutas cítricas y sus zumos (jugos),… que aportarán parte de las vitaminas aunque no son el suplemento completo para el ácido fólico en el embarazo, ya que pueden perderse parte de ellas mientras dichos alimentos son cocinados o porque el organismo solo absorbe una parte de ellos cuando son consumidos.  En este punto siempre siempre es recomendable seguir las instrucciones de tu médico.

 


Artículos sobre maternidad relacionados

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar